Testimonio de un estudiante

A La transformación del plomo en oro, la creación de perfumes y aromas que tanto “agitan” nuestros sentidos, en definitiva la magia de la Alquimia.
Tener la oportunidad de comprender el verdadero significado de la tan famosa palabra: Alquimia, como la Química Divina, La Piedra Filosofal, en definitiva la transformación de nuestro propio SER.
Enseñanzas sencillas para nuestros oídos, pero profundas para nuestra alma.
La necesidad de abrirnos a lo nuevo; de permitirnos vivir nuevas experiencias.
Siempre he sido un buscador de los misterios de la vida, siempre buscando piezas de este rompecabezas llamado Vida en libros, conferencias, física cuántica, en fin, todo aquello que de alguna manera, consideraba que añadía más conocimiento a mi propio ser con el objetivo de autoconocimiento; de hacerme mejor persona cada mañana.
En esta búsqueda incesante, la vida me llevó al Arte del Equilibrio, la Alquimia, palabras que siempre me han llamado la atención. Mi aguda curiosidad me llevó hasta allí y me encontré con la gran sorpresa de la sencillez, la belleza y el encanto del significado de la palabra Alquimia. Nuevos descubrimientos, trabajar el verbo con mayor conciencia e intensidad, creer de hecho en la perfección que somos en esencia, creer que todo en la vida tiene que ser Bueno, Bello y Grande y si no, no disfrutamos del placer que es vivir en armonía con el Universo al que pertenecemos.
Los descubrimientos nunca cesan, el vivir para conocer y hacer que este conocimiento se convierta en sabiduría en mi vida a través de la práctica diaria de todo lo que aprendemos.
Aprovecho esta oportunidad para agradecer al Arte del Equilibrio, al Prof. Alcides, al Universo que movió situaciones para ponerme en contacto con toda esta magia.
Muchas gracias Prof. Alcides por todo lo aprendido. Muchas gracias por compartir siempre sus conocimientos. Muchas gracias por abrazar la causa de la Luz en la Tierra y traer a la humanidad la oportunidad de vivir siempre la vida de una manera Buena, Bella y Grandiosa.
Que Dios te proteja e ilumine siempre.
Abrazos…
Cida Dalosta

Deja un comentario

plugins premium WordPress
0
    0
    Seu carrinho
    Seu carrinho está vazioVoltar à loja